Yoga para niños la herramienta del futuro

“Nuestra vida será como una montaña rusa de emociones. Si pones el Yoga en tu vida, tu tendrás el control”

Ya eres un adulto y supongo que como la mayoría, te ha costado muchos años entenderte y aprender a lidiar con todas estas emociones. ¿Qué te parece si les damos una oportunidad a los más pequeños de crecer aprendiendo a entenderse y a entender las emociones?

El yoga para niños está en el mundo hace muchos años. En India a finales de los 60 inicio de los 70 ya se realizaban estudios sobre sus efectos en los niños.

A pesar que en la Índia clásica, según Swami Satyananda, los niños se iniciaban en la práctica del yoga sobre los 8 años de edad y siguiendo un ritual de iniciación, actualmente el yoga se está iniciando a edades cada vez más tempranas y con modificaciones según la cultura.

El motivo parece bastante evidente cuando pensamos en el estilo de vida frenético que están llevando muchas familias para poder cumplir con todos los requisitos solicitados en nuestra sociedad.

En Europa en el año 1973, más concretamente,  en Francia, los estudios y la práctica del Yoga para niños vinieron en manos de Micheline Flak. En el 1978 creo la RYE (Recherche Sur le Yoga dan l’education). Sus estudios se volcaron a la escuela y llevándolo al campo de la educación.

En la misma línea de actuación, Yoga y Educación, en España, la profesora Lídia Serra, después de muchos años de estudios en yoga, educación, de estar en la RYE como Presidenta e investigar sobre las diferentes relaciones entre el yoga, las pedagogías alternativas y la educación, crea su proyecto El Yoga Educa para traer al universo de la educación nuevas herramientas para poder colaborar con maestros, educadores y familias en la tarea de educar a los más pequeños por medio del yoga.

Hoy en día existen una infinidad de tipos de yoga, cada uno con su filosofía orígenes y principios. Para los niños lo más importante no es el nombre del yoga que practican y si los valores, principios y principalmente que les traiga alegría y felicidad.

Infelizmente por el tipo de sociedad que vivimos, los padres están mucho tiempo fuera del ambiente familiar y al terminar la jornada laboral sobra muy poco tiempo para dedicar a la familia, al ocio y al descanso. Con ello, los niños acumulan interminables jornadas, entre colegio, repasos, idiomas y deportes que no les permite disfrutar de lo más precioso y valioso que tienen los niños, LA INFANCIA.

El Yoga para niños viene para colaborar con los niños y sus familias,  para complementar y ayudarlos a gestionar este ritmo frenético de vida. Es un momento para disfrutar, para conocerse, de conocer, de liberar aquello que ha estado dentro todo el día, de hablar, de escuchar, de aprender por el placer de aprender. De participar o no. De parar y escuchar este ser que está en desarrollo y que tiene mucho por decir.

Todo este aprendizaje del Yoga para niños se hace a partir de juegos, actividades, historias, relajaciones, manualidades y con lo que cada maestro quiera aportar de su imaginación, formación y vocación.

El Yoga para niños se puede practicar dentro o fuera de la escuela, en un parque, en casa, en la plaza, playa, montaña o sala. Todo depende de las familias y del Proyecto de Yoga que tengan más cerca.

Las familias también tiene un lugar especial en el Yoga para niños algunos Proyectos realizan clases conjuntas padres & hijos para poder experimentar estos momentos con vuestro hijos.

Todos los niños pueden y deberían practicar yoga, pues es una herramienta que lo podrá ayudar durante toda su vida. Si aprende hoy a gestionar sus emociones, a conocerse, a conocer al compañero, a abrir su mente a regular su cuerpo, será un adulto más feliz , consciente y saludable.

El Niño de hoy será el Adulto de mañana. Niños sanos, adultos sanos.

Prueba el Yoga para Niños & Familias y descubre una nueva manera de vivir.

 

Autor entrada: Tesa Yoga Kids